Vas a adelgazar rápido

Vas a adelgazar rápido… No te lo crees ni tú y, aun así, has entrado a leer estas líneas. Era sólo curiosidad, sabía que era mentira te dices, pero, aun así, por si acaso has entrado.

¿Por qué?

  • Necesidad por lo inmediato.
  • Búsqueda del camino fácil.
  • Impaciencia, prisas.
  • Frustración
  • Milagro…

Bajar de peso es tremendamente complicado y, más aun, que esa pérdida de peso no se recupere en el tiempo. ¿Cuántas personas conoces a tu alrededor que han pegado un cambio drástico con el peso?

Haz memoria un instante. ¿Cuántas de esas personas conoces que hayan sido capaces de mantenerlo en el tiempo? La cifra inicial, acaba de disminuir drásticamente en este mismo instante.

Adelgazar rápido es posible. Dietas extremadamente restrictivas y un mayor gasto energético, contribuirían a este erróneo objetivo. Si has tardado 5 años en ganar 10 kilos de peso, ¿crees realmente que perderás 10 Kg en 21 días? Parece lógico que no.

Como cada año, la llegada la operación bikini y, a escasas 3 semanas de lucir palmito en la playa, lo intentas de nuevo. Hambre y enfado constante, junto con un nuevo chasco 3 semanas después son lo único que consigues.

La pérdida de peso no es tan sencilla, ojalá fuera así, pero no lo es.

Si existiera un remedio mágico, pastilla, batido détox o algún tipo de ejercicio específico que fuera realmente eficaz para adelgazar rápido… ¿Crees realmente que habría exceso de peso en el mundo? Es más, por muy cara que fuera esa pastilla milagrosa, en el caso en el que existiera ¿crees que habría obesos millonarios?

Si hay obesos millonarios… es evidente que no existe nada en el mundo, por muy caro que sea, que funcione de verdad para adelgazar.

Adelgazar rápido solo te servirá para:

  1. Recuperar el peso perdido más rápido aún.
  2. Generar cambios hormonales que, aunque puede que a corto plazo no se reflejen en nada en concreto, a la larga serán perjudiciales para tu cuerpo y tu salud.
  3. Perder agua y músculo de tu cuerpo. No para perder grasa.
  4. Flacidez, estrías, cambios en la piel… Si no te preocupa tu salud y sí tu estética, aquí tienes una motivo más para no hacer ninguna dieta radical estos días.
  5. Irritabilidad, enfado, cansancio… Te suena de algo no?

Seré franca. Si alguien te dice que tiene la fórmula, el remedio, el secreto o lo que se te ocurra que te servirá para adelgazar rápido, te está timando. No hay más. Te lo puedo decir de un modo más elegante y sutil, pero la realidad es literalmente esta.

Adelgazar es bastante más complicado de lo que a todos nos gustaría. No sólo cuenta lo que entra, lo que sale y lo que gastas. La realidad es compleja y, aún hoy, en algunos casos confusa.

De momento solo hay una forma para comenzar: Alimentación saludable, ejercicio físico y descanso. Todo ello, englobado por una maravillosa palabra: CONSTANCIA.

Lo primero que necesitas para hacer algo es querer hacerlo. Pasar de la opción a la acción, depende de ti (fuerza de voluntad) y de mí (información útil y veraz).

¿Comenzamos?

Te puede interesar

1 comment on “Vas a adelgazar rápido

¡Impresionante! A pesar de tener muchas palabras lo he leído de un tirón y he bajado a la zona de comentarios directamente para agradecerte esta
entrada, genial ! Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *