No tienes que desayunar para adelgazar

No, no tienes que desayunar para adelgazar. El desayuno es, con diferencia, la “peor” comida del día nutricionalmente hablando.

Galletas, zumos azucarados, anillos de colores nadando en una leche con polvos marrones… Eso, por mucho que lleve el apellido “de desayuno” no es sano. Es más, eso, aunque tú lo llames desayuno, jamás te ayudará a adelgazar.

¿Por qué no tienes que desayunar para adelgazar? Te planteo 3 casos:

  1. Juan, se levanta a las 6:00 a.m para ir a trabajar. No tiene hambre pero, como hay que desayunar “para adelgazar” se lleva unas galletas María para ir comiendo en el coche mientras se dirige a su puesto de trabajo.
  2. Laura, se levanta a las 7:10. Como no le entra nada por la mañana, se bebe 2 vasos de zumo de naranja de brick porque, como dice ella, siempre que se habla del desayuno ¡si mete algo sólido en la tripa… se me revuelve el estómago”. Laura, también se cuida y, como no, igual que Juan sabe que “ hay que desayunar para adelgazar ”.
  3. Andrés, se levanta a las 7:03 (es un maniático con las horas del despertador) y sí, el sí que desayuna. Se prepara un café con leche y edulcorante (porque ya ha quitado el azúcar) con 4 galletas María y un zumo de naranja natural (que prepara para toda la familia con 2 naranjas para cada uno).

Analicemos los 3 casos:

  1. Las galletas de Juan tienen: harina de trigo 74,3% , azúcar, grasa de palma, jarabe de glucosa y fructosa (azúcar)… Es decir: Harina, azúcar, grasa mala y más azúcar.
  2. Laura, desayuna 400 ml de zumo de naranja. Laura, tal y como podrás comprobar AQUÍ, https://www.cocacolaespana.es/productos-marcas/minute-maid/minute-maid-naranja desayuna más de 40 g. de azúcar (más de 4 azucarillos).
  3. Este es el desayuno de Andrés:
    • Azúcar: del zumo y de las galletas
    • Harinas refinadas: de las galletas de nuevo
    • Aceite de palma: de las galletas nuevamente

 

Esta es, la nueva opción de desayuno que te planteo:

 

Este nuevo desayuno es más saludable porque:

  1. Tiene menos azúcar
  2. Incluye proteínas de calidad (huevo) que, son saciantes y, ayudan a regular el apetito
  3. Tiene grasas saludables (de la yema de huevo y del aceite de oliva)
  4. Incluye vegetales

Y, aunque no es lo principal, tiene menos calorías que el desayuno tipo al que estamos acostumbrados. ¿Qué más necesitas para demostrarte que mi alternativa de desayuno es mejor? Cierto, lo olvidaba: mi propuesta de desayuno es muchísimo más rica.

No tienes que desayunar para adelgazar porque:

  1. Para hacerlo mal o, mejor dicho, fatal como en estos tres casos, es mejor no comer nada.
  2. Si no tienes hambre, es absolutamente innecesario forzarte a comer. Será importante hacer una buena media mañana pero, de esto, ya hablamos otro día.
  3. Adelgazar, va a depender de todas las tomas que se realizan a lo largo del día, nunca de una comida aislada.

El desayuno:

  1. NO es la comida más importante del día
  2. NO debe tener alimentos concretos o específicos (Ej. Cereales “de desayuno”)

¿Por qué no desayunar unos huevos revueltos con champiñones y queso? O ¿una tortilla de espinacas?

Sí, ya sé que te sonará raro pero:

  • ¿No comes arroz inflado azucarado y chocolateado cada mañana? Creo que, mis desayunos, aunque no estés habituado a hacerlo,son bastante más normales que una mezcla de harina, azúcar y grasa de horrible calidad.
  • ¿Crees que desayunar 40 g. de azúcar en forma de zumo es mucho más normal que desayunar unos huevos con champiñones y queso?
  • ¿Te sorprendes cuando te hablo de comer huevos a diario cuando tú llevas comiendo azúcar a cucharadas los últimos 15 años cada vez que te comes unas galletas María sin inmutarte?

No sé, piénsalo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *