10 mandamientos para tu dieta rápida

Ya sé que estas líneas de los 10 mandamientos para tu dieta rápida pueden parecer un sinsentido absoluto. No lo son. Ni mucho menos:

  1. Amarás infusiones adelgazantes y pastillas quemagrasas sobre todas las cosas.
  2. No realizarás cardio en el gym en vano.
  3. Honrarás los productos light y cero (lo que viene siendo a tu padre y a tu madre).
  4. Santificarás los batidos détox.
  5. No codiciarás la dieta fast-food ajena, o cualquier alimento que supere las 100 kcal por 100 gramos de peso.
  6. No te relacionarás (real y literal).
  7. Odiarás a los hidratos de carbono sobre todas las cosas.
  8. No codiciarás cuerpos irreales ajenos, aunque serán tu único icono en la vida.
  9. No darás falsos testimonios ni mentirás cuando te saltes la dieta (que lo harás).
  10. No consentirás pensamientos ni deseos impuros. (No tengo que añadir ni una coma a este mandamiento, así que, copio literalmente)

 

Gracioso, ridículo y totalmente exagerado ¿no? Ojalá. Probablemente no sea tan tremendo ni exagerado como las líneas anteriores, pero:

  • ¿No has probado nunca una infusión adelgazante? o ¿depurativa? o ¿con algún nombre que promete más de lo que ofrece en realidad?
  • ¿Acaso no te has matado en el gimnasio a hacer ejercicio cardiovascular porque has tenido o tendrás una gran comilona?
  • ¿Escoges siempre el producto light o cero cuando tienes que decidirte entre dos productos aparentemente iguales?
  • ¿No has probado algún batido verde e incluso has repetido, a pesar de que no te ha gustado en absoluto?
  • ¿Has deseado comerte la mega hamburguesa que se ha pedido el de al lado, pero te has conformado con una triste ensalada verde lechuga sin aliñar?
  • ¿Te has quedado en casa o has salido más tarde para no “pasarte demasiado” porque estás “a dieta”?
  • ¿Evitas comer o al menos controlar el consumo de todo lo que crees que tiene un elevado contenido en hidratos de carbono, independientemente del tipo y calidad de los mismos?
  • ¿Deseas ser el pibón del anuncio a pesar de que sabes que es imposible?
  • ¿Dirás que has comido menos de ciertos alimentos “insanos” que los que en realidad has comido?
  • ¿Evitas pensar en alimentos excesivamente dulces y/o muy grasientos a pesar de que te mueres por tener uno de ellos entre tus manos?

Estos extremos no son más que un breve recopilatorio de lo que en algún momento puedes llegar a hacer ante la realidad de querer o tener (depende la situación) que bajar de peso. Visto así, en un tono distendido y leyendo estas líneas sentado en el sofá puede parecer banal y, hasta gracioso en cierto sentido. No lo es.

Estos 10 mandamientos para tu dieta rápida, unidos a esas actitudes y elecciones hacia y ante la comida, no son más que consecuencia de la desinformación real que hay en torno a las dietas.

Esta desinformación, unida a la urgencia que tenemos por cualquier cosa que se nos ocurra, a pesar de saber que todo requiere un proceso y un tiempo, hace que acabes adoptando medidas que, a posteriori, te parecerán totalmente absurdas.

Si 8 de cada 10 personas fracasan al hacer dieta , está claro que algo estás o estamos haciendo mal. Los años pasan, pero los datos no mejoran.

Nunca hemos tenido tanta información sobre la alimentación y, nunca ha habido una población con tanto sobrepeso / obesidad… Así que, se me ocurren 2 causas de fracaso:

  • Todos sabemos lo que hay que hacer y no lo hacemos porque no nos da la gana. (la realidad, dista mucho de esta afirmación).
  • No sabemos tanto como creemos (creo que por aquí van más lo tiros).

No pretendo transmitirte una verdad absoluta, sinceramente, porque ni la sé, ni creo que haya una única verdad. Pretendo darte una visión más clara de la realidad y, que tengas todas las herramientas (es decir ideas y opciones para comer sin dieta pero adecuadamente) para que tu vida no sea una dieta constante que se resuma con una frase que me gusta mucho: las dietas engordan.

 

Debes saber que no es fácil. Iremos poco a poco en este proceso de cambio, para que vayas recopilando nuevas ideas, porque se puede comer adecuadamente de formas muy diferentes.

Olvídate de los 10 mandamientos para tu dieta rápida, olvídate del momento pechuga y lechuga, abre tu mente y disfruta comiendo.

¿Comenzamos? Empecemos por el Desayuno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *